El Gran Hotel Budapest y la Europa perdida de Stefan Zweig

El-gran-hotel-Budapest-2
Por: Christian Ipanaqué

Si este fin de semana Wes Anderson recibe el Oscar a mejor director, o la Academia reconoce a El Gran Hotel Budapest como mejor película, seguramente recordará aquella tarde donde hace algunos años encontró un ejemplar de Beware of pity (La piedad peligrosa, para editoriales hispanas) mientras exploraba los estantes de una librería parisina; y aunque quizá no mencione a Stefan Zweig, el escritor austriaco estará tan presente como en cada encuadre de la cinta.

Anderson bromeó en una entrevista que para construir Zubrowka, el país europeo y alpino de entreguerras que retrata en su última película, la más personal de todo su trabajo según los críticos, robó mucho de La piedad peligrosa y La embriaguez de la metamorfosis, ambos títulos de Stefan Zweig, que inspira dos personajes importantes de la cinta: el Autor, quien escribe un libro ficticio sobre el dueño de El Gran Budapest, y Monsieur Gustave H., conserje del hotel durante su esplendor cuyo estilo de vida retrata al escritor austriaco.

Zweig

Stefan Zweig.

Escritor y biógrafo, el “autor más traducido entre los años 20 y 30 del siglo XX”, se dice que era reconocido por la gente al caminar por calles europeas en una época donde aún no existía la televisión. Stefan Zweig, un intelectual de postura abiertamente antibélica que huyó hacia América durante el ascenso del nazismo y se quitó la vida en Brasil mientras transcurría 1942, al considerar insoportable la barbarie alcanzada por la humanidad durante la Segunda Guerra Mundial.

Tgb

Con el bigote, tiene cierto parecido a Zweig.

Zweig fue un devoto de una antigua sofisticación europea, retratada con gran detalle en sus novelas y biografías, que se extinguía aplastada por la aparición de los totalitarismos, asociados a la violencia e irracionalidad tanto en la obra del austriaco. En la película de Anderson es Monsieur Gustave H. quien durante las escenas en el tren enfrenta a los soldados que intentan arrestar a Moustafa Zero, su colaborador e inmigrante.

Mientras que Anderson creó un mundo lujoso y nostálgico para su película, el escritor austríaco solo tenía que recordarlo; pues nació en una familia próspera de Viena a finales de 1881, cuando aún existía el Imperio Austro-húngaro, cuya decadencia y caída observó durante la primera mitad de su vida.

Stefan Zweig, que inspira dos personajes importantes de la cinta

La riqueza de su familia le permitió vivir sin problemas de dinero hasta el último de sus días, pero los acontecimientos bélicos de su época lo perturbaron profundamente. “Mis tres vidas” fue el primer título que eligió para su autobiografía, pues consideraba como existencias separadas el tiempo que vivió antes de la Primera Guerra Mundial, el periodo de entreguerras con el ascenso de Hitler y el exilio en aislamiento al que puso fin con una fuerte dosis que barbitúricos que ingirió junto a su segunda esposa.

El nombre de Stefan Zweig resulta poco conocido en el siglo XXI pero en su momento, el escritor trató con grandes intelectuales y artistas de su época. Con tan solo 19 años ya escribía artículos para primera página en diarios, de los que Einstein fue admirador. Presentó a Sigmund Freud y Salvador Dalí, en un encuentro que terminó con el artista golpeando con desesperación una mesa para exigirle al psicoanalista que leyera sus escritos. Trabajó con el irlandés James Joyce para traducir al italiano su obra Retrato del artista adolescente. Intercambió correspondencia con Herman Hesse durante 35 años, editada como libro hace poco.

“Para ser franco, creo que su mundo se desvaneció mucho antes de que entrara en él. Pero, diré, ciertamente mantuvo la ilusión con una gracia maravillosa”, así describen al protagonista Monsieur Gustave H. hacia el final de El Gran Hotel Budapest, quizá del mismo modo que Anderson evoca en silencio al escritor austriaco que inspiró su cinta.

Por dónde empezar a leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s