El hombre duplicado, la película y el libro

portada-hombre-duplicado

Cuando terminé de leer El hombre duplicado hace un par de años supe que era el libro que menos me había gustado de Saramago. El problema con la obra consistía en la voz narrativa que había elegido el autor. Una voz en tercera persona que no sólo se limitaba a describir la vida y los pensamientos del personaje principal, Tertuliano Máximo Afonso, sino que además tenía el rol de comentar estas descripciones y pensamientos. Algo que funciona muy bien en un libro como Caín, por el carácter burlón con el que se toma la mitología cristiana, pero que en un libro de suspenso como es El hombre duplicado, entorpece la trama, la hace sosa y, por momentos, parece querer convertirla en una fábula en busca de moraleja.

Un ejemplo. Al descubrirse la farsa entre Tertuliano Máximo Afonso, quien se hacía pasar por el actor, y Helena, mujer del actor, éste confiesa. Entonces, ella acepta que vivan juntos, se acercan para conversar sobre su futuro, pero la voz narrativa añade:

“Parecía que lo iba a besar, pero no, vaya idea, un poco de respeto, por favor, todavía no nos hemos olvidado de que hay un tiempo para cada cosa”.

¿Entonces por qué gusta tanto la versión fílmica?

Hay tres elementos que hacen que la película funcione tan bien: las arañas, la secta sexual y la secuencia no cronológica de la trama. Ninguno de ellos aparece en la versión del libro, y este debe ser el mejor mérito de Denis Villeneuve, director de la película, quien cogió una obra que toca el eterno tema del doppelgänger, o gemelo malvado para decirlo de forma simple, y creó un film real y actual que plantea las preguntas de fondo: ¿qué nos define realmente como personas?, ¿si aparece nuestro gemelo, se daría cuenta la persona que más nos quiere?

Así, la versión fílmica de El hombre duplicado debe ser una de esas pocas películas que son mejores que sus respectivos libros. Todo gracias a los elementos complementarios por los que optó el directo y, claro, teniendo como base la historia creada por Saramago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s