Blanca Varela: Estoy más cerca de la izquierda peruana que de la derecha peruana

Entrevista de María Amelia Fort de Cooper a Blanca Varela. Lima, 28 de setiembre de 1986.
Blanca Varela poesía

– ¿Qué piensas de la izquierda peruana?

Siempre me he considerado una persona -no sé si decir de izquierda- sino alguien que ha estado con quienes han necesitado más ayuda, porque hay otras gentes que han tenido tanto y han sido tan egoístas en este país con los demás, que no me he podido jamás identificar con ellos. Yo te diría que de todas maneras yo estoy más cerca de la izquierda peruana que de la derecha peruana. No soy política, no me gusta el manejo político (cómo hay gentes que aprovechan la política para cosas personales), no me gusta el poder. Tengo horror por el poder, creo que el poder corrompe. Pero también creo que el mundo se mueve tan rápidamente y los valores se mueven tanto que muchas gentes que nos creíamos muy de izquierda, en algún momento de nuestras vidas, resultamos de derecha para otros.

– ¿Te sientes, como muchos otros, en una especie de contradicción entre tu condición socialmente enraizada en valores burgueses y una posición que intelectual y vitalmente reniega de lo que esto representa política y culturalmente?, ¿cómo sobrevives a esta dicotomía?

Yo creo que ese es un drama muy general, no solo se da el Perú sino en el mundo entero. El intelectual -la persona que piensa- siempre tiene ese problema. Para una persona que tiene problemas económicos, que no come bien, que tiene muchos hijos, lo natural es ser de izquierda. Yo me siento un poco de clase de base porque yo no he tenido bonanza económica en mi infancia. O sea que yo sí he visto cuáles son las dificultades económicas que existen desde muy pequeña. No la sufría muy directamente porque no era una cosa extrema, pero sí estaba más cerca de ese lado y tenía la sensibilidad para ver eso. Y podía darme cuenta cómo el otro lado, al que tenía acceso también, no lo veía como yo.

Además, es muy fácil negar las cosas, es mejor no preocuparse por ellas, es mejor no ver. Yo creo que ésa ha sido la actitud de muchos: no mirar lo que pasaba. Ahora estamos pagando las consecuencias de no haber mirado cómo eran las cosas. Las gentes que tienen el poder en las mano son las que se deben dar cuenta de eso.

– ¿No te sientes parte de la clase dirigente?

No, en absoluto. Me siento una persona civilizada, de buenas maneras que es otra cosa. Me siento una persona con respeto por los demás, en eso me diferencia de otras personas. He tenido la suerte ir a la escuela, de haber comido decentemente en mi infancia, eso sí; de haber podido llegar a la universidad y haber podido frecuentar medios cultos en un país donde es muy difícil encontrar eso. He sido una privilegiada en ese sentido, pero no me he vuelto miope. Y creo que, además, en mi poesía lo sientes en algún lado, no como un mensaje político pero sí como un sentimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s